Claves para disfrutar de una ducha perfecta

4 septiembre, 2015
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en Pocket
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Flipboard
  • Compartir en Pinteres
  • Compartir en Twitter

Una de las acciones que realizamos a diario en pro de nuestra higiene y belleza es la de ducharnos. No obstante, la llevamos a cabo de manera rápida y sin prestarle especial atención a aspectos que pueden determinar que la misma se diferencie entre un simple lavado o una ducha perfecta, con la que mimemos nuestro cuerpo.

ducha-perfecta

Si tú quieres saber cuáles son las claves que harán que tu ducha se convierta en un aliado de tu imagen y belleza, aquí tienes las más importantes a continuación:

  • Lo primero y fundamental es que la temperatura del agua sea idónea, es decir, que no esté ni demasiado fría ni demasiado caliente. Hay que optar por un término medio, ya que es la forma de que la piel no sufra ningún tipo de daño, como puede ser sequedad.

  • No menos importante es elegir un champú y un gel que sean apropiados a las características de nuestro cuerpo. Así, para lavar el pelo hay que decantarse por un artículo que lo hidrate y nutra, al tiempo que le dé el mejor aspecto en base a si es graso o tiene caspa, por ejemplo. En el caso del gel es necesario que mime la piel, que la hidrata y le haga desprender un aroma muy agradable.

  • Por supuesto, hay que elegir una esponja que no cause ningún tipo de daño a la piel. No obstante, en ocasiones, se debe optar por elegir una de crin, que se venden en forma de guante, pues ayudará a eliminar todo tipo de impurezas.

  • Es imprescindible prestar especial atención a la higiene de la espalda, ya que allí se acumulan muchas células muertas.

  • Hay que enjuagarse exhaustivamente, para que no queden restos de productos y también hay que secarse, eso sí, esto último con una toalla suave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.