Categorías

Como maquillar ojos ahumados

La técnica de ojos ahumados (smokey eyes) es una de las preferidas por todas las mujeres.
Muchas veces la admiramos en las celebrities y no nos planteamos realizarla nosotras mismas, pensando que será complicado o que solo es apta para expertos maquilladores.
Nada más lejos de la realidad, siguiendo unos sencillos pasos obtendremos esa mirada profunda y  sexy que siempre hemos admirado.
Las fiestas navideñas son un buen momento para ponerlo en práctica!

 

Materiales Necesarios:

– Lápiz de ojos negro.
– Una brocha para ojos.
– Unos bastoncillos de los oídos.
– Una sombra mate color negro.
– Una sombra beige color mate o polvos compactos.
– Una sombra nacarada beige claro o blanco.
– Máscara de pestañas.

Paso 1:

Extendemos la sombra beige mate (o polvos compactos) por todo el párpado. Esto nos servirá de base para trabajar y facilitará que la sombra quede fija y dure más tiempo.

Es recomendable poner una capa de polvos sueltos bajo los ojos, ya que las sombras oscuras suelen ensuciar y son difíciles de quitar.

Paso 2:

Trazamos una línea con el lápiz de ojos negro, muy pegada a las pestañas inferiores y superiores. No es  necesario que sea una línea perfecta, ni que se haga en una pasada, es mejor hacerlo a pequeños toques o a pequeñas líneas (lo que buscamos es que las líneas estén lo más pegadas a las pestañas posible). En la parte inferior del ojo, se empieza por el rabillo y se termina en el lagrimal, cuidando que la línea no sea muy gruesa en esta zona del ojo.

También haremos una línea en el interior del párpado.

Paso 3:

Difuminamos la línea que hemos trazado con el lápiz tanto en la parte de arriba como en la de abajo, con los bastoncillos de los oídos y seguimos prestando atención a la parte baja, donde lo haremos con cuidado.

Paso 4:

Aplicamos la sombra en el párpado móvil. Es mejor, aplicar el color por capas, damos el maquillaje por todo el párpado y después aplicamos otra capa y así sucesivamente, hasta que obtengamos el tono buscado.

Paso 5:

Con la brocha de ojos, difuminaremos la sombra negra. La técnica es la siguiente, utilizando la brocha como si fuera una goma de borrar, realizamos movimientos circulares pequeños hacia el párpado fijo, como si estuviésemos borrando, para difuminar. Comprobaréis cómo el color se va degradando y se funde con el párpado fijo. No tenéis que llegar hasta las cejas, dado que tenemos que dejar una zona libre.

Paso 6:

Utilizando el dedo, aplicamos la sombra beige en pequeños toques, en el área del parpado que  no habíamos pintado previamente. Esto dará claridad a esta parte del ojo. Ahora, utilizando otro bastoncillo de los oídos, aplicamos la misma sombra justo en el lagrimal y difuminamos.

Paso 7:

Aplicamos la máscara. Si limpiamos con un pañuelo de papel, el aplicador de la máscara (sólo una vez, no queremos dejar el aplicador limpio, sino quitar el exceso), evitaremos los grumos. Damos un par de capas, tanto en la parte inferior como en la superior.

 

T.Ch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *