Consejos para ir siempre perfumada

4 mayo, 2015
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en Pocket
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Flipboard
  • Compartir en Pinteres
  • Compartir en Twitter

Igual que prestamos especial atención a que las sombras de ojos sean duraderas o a que nuestro pelo permanezca mucho tiempo en las mejores condiciones, también tenemos que hacer lo propio con respecto al perfume. Y es que mantener la fragancia más tiempo es una manera de conseguir evitar olores indeseados, entre otras cosas.

echar-perfume

Para poder lograr ese objetivo y para poder causar siempre una estupenda impresión por nuestro aroma, hay que llevar a cabo los siguientes consejos, que resultan muy útiles:

  • Hay que evitar las fragancias que sean demasiado concentradas, ya que lo que hacen es “echar” años encima.

  • Otro consejo para llevar consigo siempre el perfume es que también se impregne levemente la ropa con el mismo.

  • De la misma manera, hay que tener presente un consejo muy útil para conseguir que el perfume sea mucho más duradero y se refiere a su mantenimiento. En concreto, es necesario que su frasco se encuentre en un lugar donde no esté sometido a temperaturas extremas, es decir, que sean muy frías o excesivamente calurosas. Todo eso sin pasar por alto que tampoco debe estar expuesto a la luz.

  • Ten muy presente el tipo de piel que posees. Y es que dependiendo de la misma deberás aplicarte más o menos cantidad de perfume. En concreto, las grasas consiguen mantener más tiempo el aroma.

  • Otra de las recomendaciones más útiles que existen respecto a lograr que el perfume dure más tiempo es que no sólo se aplique en las zonas corporales habituales, como las muñecas o el cuello, sino también detrás de las rodillas. En concreto, se considera que al añadir unas gotas de fragancia en ese lugar, la misma subirá por todo el flujo sanguíneo y eso hará que todo el cuerpo desprenda el aroma citado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.