El lujo de Montecarlo

26 marzo, 2013
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en Pocket
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Flipboard
  • Compartir en Pinteres
  • Compartir en Twitter

Cuando se habla de Montecarlo a todo el mundo le vienen a la cabeza palabras como lujo, moda, fiesta, yates, discotecas, famosos. Y es así. El Principado de Mónaco, fundado en 1866, es uno de los lugares más lujosos de la esfera terrestre. Los grandes hoteles, los palacios, los yates son una parte inseparable de su idiosincrasia. Multiplicada por mil cuando tiene lugar el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, pasarela de celebrities que no quieren perderse el evento anual.

No sorprende a nadie decir que unas vacaciones en el principado francés no son para cualquiera. Hay que tener un status económico mínimo como para poder siquiera plantearlo. Una vez allí, las posibilidades, si la cartera está lo suficientemente llena, son múltiples. Por supuesto, entre ellas, disfrutar con una maravillosa suite de un hotel de cinco estrellas en frente del mar.

También el agua, las playas,los restaurantes y las fiestas en gigantes mansiones organizadas por adinerados dueños y por supuesto el juego. Si Las Vegas es la meca del juego mundial, podíamos decir que Montecarlo lo es en Europa. Siendo uno de los más conocidos del mundo, el casino de Montecarlo atesora una larga historia y es una de sus sitios más famosos y visitados.

Hasta 1891 la leyenda decía que allí nadie había conseguido hacer saltar la banca. Sin embargo, en ese mismo año, un inglés llamado Charles Welles, un afamado timador, consiguió romperla, nada menos que dos veces, jugando a la ruleta.

Y Mónaco también es moda. Son muchas las firmas que eligen el principado para dar a conocer sus nuevas creaciones. La moda está en los hoteles y en las salas de desfile, pero también en sus calles. Las vías monegascas son auténticas pasarelas de alquitrán. Modelos, cantantes y famosas de todo tipo lucen sus cuerpos al lado de sus novios. También en este caso algo que crece infinitamente en el fin de semana coincidente con la disputa del gran premio de Fórmula 1.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.