La Estatua de la Libertad

6 enero, 2013
  • Compartir en WhatsApp
  • Compartir en Pocket
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Flipboard
  • Compartir en Pinteres
  • Compartir en Twitter

Sin duda, la Estatua de la Libertad es una de las esculturas mas conocidas en todo el mundo y una de las mas visitadas. No te la puedes perder si viajas a Nueva York ya que se trata de un lugar emblemático desde donde, además, podrás contemplar unas espectaculares vistas del Skyline de Nueva York.

Se trata de una escultura realizada en Francia y que fue un regalo para Estados Unidos como conmemoración de su primer centenario de independencia. Frédéric Auguste Bartholdi fue el diseñador de esta escultura. También se encargó de elegir la isla de Bedloe, ahora conocida como isla de la Libertad para poder colocar allí esta gran obra.

Estados Unidos se encargo de realizar la base para la estatua y el traslado en piezas y armado de esta Estatua de la Libertad. En 1885 se desarmo en Francia. En junio de 1886 llegó a Nueva York, nada menos que 350 piezas divididas en 214 cajas. El 28 de octubre de ese mismo año 1886 se inauguro la Estatua de la Libertad estando presente el presidente de esa época, Grover Cleveland.

Hasta 1902, esta estatua funcionó como faro.

La Estatua de la Libertad tiene una altura de 46 metros, pero la altura total desde la base es de 93 metros.

Os aconsejamos llegar bien temprano, antes de la diez si queréis evitar colas de una hora para subir al barco que lleva a la Isla de La libertad.

Los barcos para visitar la isla y la Estatua de la Libertad comienzan a salir a las 8:30 y a las 9:30 siendo la última salida desde la isla a las 16:30. El precio para adultos es de 13 dólares, para niños entre 4 y 12 años es de 5 dólares y para mayores de 62 años son 10 dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.