Categorías

Truco casero anticelulitis

cafe 02

Para la celulitis, como para todo, hay un truco casero que es bastante efectivo si lo aplicas correctamente y con constancia y que, por supuesto, resultan muchísimo más económico que los tratamientos que puedes encontrar en el mercado, por baratos que sean.

Para este truco casero anticelulitis necesitaremos  café. La cafeína es uno de los elementos presentes en el café, es un compuesto químico, un alcaloide, de conocidas propiedades estimulantes, que favorece la aceleración del metabolismo y la combustión de grasas. Pero ojo, no es lo mismo el café que la cafeína y no es lo mismo tomar café que aplicarse una crema que contenga cafeína.

cafe 01

La cafeína provoca la dilatación de los vasos sanguíneos lo que desencadena una serie de reacciones: tomarnos un café nos sube la tensión, de ahí que se utilice para combatir la fatiga (y que haya sido considerada como una droga psicotrópica), pero deposita ciertas toxinas en nuestro organismo; aplicada de forma cutánea, el aumento del flujo sanguíneo reduce la retención de agua y grasa, lo que se traduce en una reducción de volumen y de celulitis.

En casa no podemos sintetizar la cafeína, pero sí podemos usar el café para este truco caseo, bien como una base para fabricarnos mascarillas o combinarlo con nuestra crema corporal habitual y , si tenemos paciencia y somos constantes, veremos resultados.

cafe 03

¿Cómo utilizarlo? Necesitaremos café molido, lo más fino posible y podemos aplicarlo de dos formas: usar el poso del café después de hacerlo (antes de que esté totalmente seco, para facilitar la absorción) para aplicarlo mezclado con nuestro gel habitual en la ducha. El gel hace de aglutinante y facilita el que podamos masajear cómodamente las zonas a tratar; deberemos aplicarlo con masajes circulares sobre la piel seca donde lo creamos necesario durante unos minutos y luego aclararlo con agua caliente.

También podemos preparar una mascarilla con el café molido y la crema que usemos normalmente, en este caso deberemos aplicar una capa gruesa sobre la piel y dejarla actuar al menos durante 20 minutos. Hay quien dice que tapar la zona con film y aplicar calor con un secador potencia la efectividad; el calor contribuye a abrir los poros, pero también hace que acumulen más restos, por lo que si lo hacemos así, deberemos de ser más concienzudas con la limpieza posterior.

Marga G.-Chas Ocaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *